Los supermercados de la costa mediterránea, de las islas y de la montaña se preparan para la Semana Santa

Los supermercados de la costa mediterránea, de las islas y de la montaña se preparan para la Semana Santa

prensa /    


ASEDAS destaca la eficacia de los sistemas logísticos para ofrecer un servicio puntual en las zonas de mayor afluencia.

Los supermercados se preparan para la primera gran operación salida del año con motivo de la Semana Santa. Las comunidades más visitadas en esta época Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias, Cataluña, la Comunidad Valenciana y Murcia cuentan con más de 8.600 supermercados de ASEDAS, Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados, que, especialmente los situados en las zonas de costa –aproximadamente el 35% con un enfoque muy centrado en el turismo-, adaptan su surtido a los modelos de conveniencia que demandan los visitantes que eligen campings, apartamentos y residencias secundarias para pasar estos días.

La distribución de proximidad demuestra, una vez más, su capacidad de adaptación para surtir a los supermercados, en un tiempo muy breve, con los productos más demandados: panadería, fruta, charcutería, quesos, snacks y bodega. En este caso, la demanda se centra en las necesidades del turismo nacional.

Esto es posible gracias al exhaustivo control del surtido en tienda que permite mantener actualizadas las previsiones de pedidos y a un servicio de transporte eficiente y fiable que posibilita una rápida reposición de los productos que se demandan en cada momento y que, en estas fechas, se pone a prueba. La eficiencia en la logística hace que, en el caso de los productos frescos, en una media de 21 horas, estos lleguen del campo a los lineales con garantías de seguridad alimentaria y calidad.

Las empresas de ASEDAS cuentan con alrededor de 500 plataformas logísticas en las que trabajan unas 50.000 personas para abastecer los 19.500 puntos de venta existentes en todo el territorio nacional. En ellas, es fundamental la fuerza de trabajo muy especializada que asegura el abastecimiento a la carta en los lugares de mayor afluencia turística.